Contratar un seguro de salud es una decisión importante, pues de este dependerá el bienestar de nuestra familia. Aunque en España contamos con un sistema sanitario público y gratuito cada vez son más las personas que encuentran la necesidad de contar con una garantía adicional como la que proveen los seguros de salud privados. Tanto es así que el mercado no ha parado de crecer en número de aseguradoras y seguros disponible. ¿Cómo dar entonces con el seguro que mejor se adapta a nuestras necesidades?

Familia

El proceso para elegir un seguro de salud es relativamente sencillo. Para no equivocarnos bastará con seguir una serie de pautas y responder a algunas preguntas.

1. Para qué quieres el seguro: puede parecer de Perogrullo, pero no necesita el mismo seguro una persona que desea prescindir de la Sanidad Pública que alguien que quiere complementar los servicios de ésta, del mismo modo que tampoco una persona soltera o un padre de familia que, sobre todo, quiere que su hijo recién nacido esté cubierto.

2. Qué uso vas a hacer del mismo. ¿Tienes un mal historial médico? ¿Eres de los que se pasa todo el día en la consulta? Si no eres un ‘pupas’ y no tienes pensado utilizar el seguro más que para los casos imprescindibles, el copago puede ser la solución para gastar menos.

3. Cuánto valoras elegir el médico y el centro en el que tratarte. Si eres de los que le da gran importancia al médico que te atiende o a los centros a los que tendrás acceso, no lo dudes, apuesta por el seguro de reembolso. Si no es así, un seguro de cuadro médico te permitirá pagar menos.

4. Revisa el condicionado. Básico pero imprescindible. Léete, aunque sea por encima el condicionado de la póliza para saber los servicios a los que tienes derecho.

5. Aprovecha los comparadores. Hoy en día los comparadores de seguros de salud como Segurosmedicos.com permiten acceder a precios y condiciones de multitud de seguros de forma rápida y sencilla, con apenas unos clics. No desperdicies esta oportunidad para ahorrar tiempo y esfuerzos e incluso ahorrar en el precio del seguro.

Al final, encontrar el mejor seguro de salud dependerá, principalmente, de elecciones personales, pues también lo es la percepción de lo importante que es el bienestar y los recursos disponibles de cada persona.