¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Interiores
Artículos de la categoría: Ideas

Un sofá que se convierte en maleta, ¿o al revés?

Un sofá que se convierte en maletas, ¿o al revés?

Si eres un viajero frecuente habrás experimentado en carne propia la odisea de los vuelos retrasados. Horas interminables esperando en aeropuertos atestados a que finalmente el avión llegue y podamos partir hacia las vacaciones, el trabajo o el hogar. ¿Cuántas veces te ha sucedido?

Los asientos de las áreas de embarque en los aeropuertos, aún los más modernos, han sido diseñados seguramente para que el viajero pueda permanecer sentado durante los pocos minutos que demora su vuelo en partir, pero definitivamente no están hechos para largas esperas. Rígidos, pequeños, todos unidos, los asientos del aeropuerto son una auténtica incomodidad.

Tal vez por eso resulte novedoso y esperanzador saber que hay diseñadores que han pasado por estas traumáticas experiencias y han dedicado algunas horas a imaginar nuevas soluciones para viajeros atascados. Se trata de un juego de maletas, con forma de encastre, que pueden ubicarse cómodamente en sus posiciones asignadas y disfrutar de toda la comodidad de un auténtico sofá.

La idea pertenece a Erik de Nijs y Tim Smit, dos jóvenes creadores holandeses, que evidentemente han padecido el retraso de un servicio aéreo. Fabricadas en diferentes texturas y colores, estas maletas son ideales para relajar el cuerpo y la mente, cuando todo alrededor parece un caos.

Paredes con bolsillos para guardarlo todo

Paredes con bolsillos para guardarlo todo

Hallar nuevas soluciones para el guardado, en materiales relativamente económicos, versátiles y sobre todo eficientes, ha sido siempre un gran desafío del mundo de la decoración. Todos necesitamos espacios adicionales para guardar los mil y un objetos que pueblan la casa.

Desde llaveros hasta revistas, desde correspondencia hasta gafas, la diseñadora polaca Maja Ganszyniec nos trae una solución por demás original. ¿Será igual de práctica? Se trata de un empapelado para paredes… con bolsillos.

Fabricado en un material altamente resistente y flexible, estos bolsillos aparecen y desaparecen de la pared como por arte de magia. El resultado no es de todos modos tan organizado como propone su creadora, pero no cabe duda que podremos encontrar lo que antes quedaba suelto en los lugares menos pensados.

Está disponible en varios colores y con diferentes diseños. Se me ocurre ideal para empapelar un closet y ganar bolsillos adicionales, o un recibidor y tener las cosas que usamos a diario, bien a la mano.

La luz del blanco

La luz del blanco

En muchas ocasiones hemos recomendado a nuestros lectores atreverse a la combinación de colores a la hora de pintar. Hemos sugerido una pared de color intenso en contraste con las demás más tenues y otras ideas por el estilo. Pero en esta ocasión queremos proponerte exactamente lo contrario.

Con ningún color que no fuera el blanco nos atreveríamos a sugerirte la monocromía total. Es que el color blanco en las paredes no sólo aporta luminosidad y sensación de amplitud, sino ofrece una sensación de frescura ideal para esos ambientes de la casa más utilizados, especialmente en el verano.

Todo absolutamente blanco. Paredes, muebles, repisas, lámparas, cojines, sillas, puertas, ventanas, cortinas e incluso los artefactos eléctricos, pueden lograr un estilo único, clásico, fresco y luminoso.

Por supuesto que esta propuesta no es la más adecuada para viviendas con niños, pues hallarán las paredes demasiado tentadoras para plasmar en ellas sus dibujos y garabatos. Es ideal para pequeños apartamentos, casas de fin de semana en el campo, hogares de estilo minimalista.

La monocromía: una opción permitida…. sólo en ocasiones.

Dividir espacios sin obras ni dinero

Dividir espacios sin obras ni dinero

Los tiempos en que podíamos contar con salas independientes para usarlas como comedor, salón de estar, estudio o taller, han pasado definitivamente a la historia. En la actualidad estos son lujos reservados sólo para grandes y costosas propiedades.

En cambio nuestros pequeños apartamentos nos obligan a compartir los espacios u otorgarles múltiples usos a un espacio común. Sin embargo no estamos condenados a la monotonía. Con algo de astucia podemos separar las diferentes áreas, sin necesidad de grandes obras ni costosas inversiones.

Una manera práctica de separar por ejemplo un comedor de la cocina, consiste en levantar un pequeño tabique y colocarle encima una madera que cumpla las funciones de barra o desayunador. Con un par de taburetes altos, habrás separado estas zonas visualmente sin perder funcionalidad.

Otra forma simple de delimitar espacios es mediante los colores. Con una buena elección de tonos contrastantes o complementarios tendremos una división virtual entre, por ejemplo, un living y un comedor.

También es posible definir claramente las áreas mediante cambios de color en las alfombras o diseños geométricos en ellas que nos ayuden a identificar claramente dónde comienza y dónde termina cada espacio.

Podemos utilizar también variaciones en la iluminación, cortinas de cuentas, biombos translúcidos, arreglos florales, columnas. Todo es bienvenido cuando se trata de otorgar armonía y practicidad a nuestro hábitat cotidiano.

Una cama caída del cielo

Una cama caída del cielo

Nunca serán suficientes las ideas que podamos entregarte desde aquí para que puedas aprovechar al máximo el espacio disponible en los reducidos apartamentos modernos. Gozar de un ambiente confortable, donde poder reunirte con amigos, trabajar, estudiar o simplemente descansar, no tiene que estar reñido con los metros cuadrados disponibles.

Por eso te hemos traído esta idea que puede parecer algo extravagante, pero que si le das una oportunidad, te parecerá muy adecuada para esos espacios únicos, o habitaciones juveniles donde es preciso cuidar cada centímetro.

Como puedes ver en la fotografía la cama está suspendida de un sistema enrollable que se adosa fácilmente al techo mediante unas anchas y fuertes bandas que son las encargadas de sostener el peso de la estructura. Con un simple movimiento es posible bajarla y tener un espacio apto para un descanso reparador.

Claro que deberás tener en cuenta que no haya nadie, ni ningún objeto de valor al descender la cama pues podría provocar un accidente. Al otro día, simplemente halas de la cama y la misma comenzará a subir lentamente para permanecer oculta el resto del día. Literalmente será como dormir en las nubes.

-->

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR