No siempre podemos disponer de toda la luz natural que nos gustaría y siempre necesitamos contar con un sistema de iluminación artificial en todas las estancias de la casa, para poder utilizarlas de noche y para compensar la falta de luz en habitaciones oscuras y en días de invierno de escasa claridad, incluyendo iluminación general y puntual en zonas concretas donde realizamos tareas específicas.

Entre los tipos de lámparas que podemos elegir en el mercado actual, destacan las incandescentes más tradicionales, las fluorescentes, los halógenos y los LEDs, las incandescentes proporcionan una luz cálida que potencia tonos como el amarillo, el anaranjado o el marrón, en cambio los fluorescentes potencian los tonos fríos como el azul y el verde, por otro lado los fluorescentes y LEDs son los de menor consumo, aunque los LEDs se utilizan principalmente en iluminación decorativa y no funcional.

Continuar leyendo →