Cuando montamos una tienda, es fundamental distribuirla y amueblarla pensando en que la finalidad es una adecuada exposición de los productos y la comodidad del cliente en sus visitas, de la imagen de nuestro establecimiento depende en cierta medida, el éxito de la empresa, aunque por supuesto influyen otros muchos factores, pero dar una buena impresión y mostrar lo que ofrecemos de una forma atractiva y sugerente nos puede ayudar enormemente a triunfar.

Después de haber elegido la ubicación de nuestro negocio dentro de una ciudad y el local concreto en el que establecernos, deberemos dedicarnos a las labores de interiorismo y decoración, el interiorismo hace referencia a la adecuación y distribución del espacio, la decoración nos permite lograr el ambiente deseado en ese espacio previamente distribuido.

Continuar leyendo →