¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Interiores
Artículos de la etiqueta: color

El cuidado de los suelos

piso-madera.jpg

Al entrar a una vivienda con lo primero que entramos en contacto es con el suelo de la misma. Esta es la parte más sufrida de la casa, soportando el peso y los rayones propios del andar, el polvo, la tierra, rayones de muebles, líquidos derramados, etc.

Existen diferentes tipos de suelos y en función al material que elijas el cuidado de los suelos será diferente:

  • Los suelos de madera son muy resistentes y aportan calidez al ambiente. Estos se presentan en diferentes tamaños y estilos pero su cuidado básico es para la madera en general. Para mantenerlos brillantes puedes utilizar cera una vez por semana y con la lustradora renuevas el brillo cada vez que lo consideres necesario. Es conveniente una vez al año utilizar un producto removedor de cera para recuperar su color natural opacado por las sucesivas capas de cera acumuladas y si el área es de alto tránsito se recomienda esporádicamente pasar una pulidora luego de remover el exceso de producto asentado y después aplicar la cera nueva. Otra opción es el brillo artificial que consiste en aplicar una sustancia similar al barniz que le dará al piso un brillo permanente.
  • Los suelos de vinilo son altamente resistentes y se recomiendan sobre todo para cocinas o baños. Su acabado ofrece protección contra rayones y por la naturaleza del material su limpieza se vuelve muy sencilla.
  • Los suelos laminados son muy utilizados para dar una apariencia similar a la madera pero simplificando el mantenimiento y brillo del mismo. Si vas a instalar este tipo de material recuerda que el laminado debe aclimatarse al ambiente de tu casa antas de colocarlo, si no puede ocurrir que las láminas se curven. Lo mismo sucede si los pisos se mojan y no se secan de inmediato, siendo ésta una de las desventajas de los pisos laminados.
  • Los suelos de bambú son una opción muy vigente al momento de conservar el medio ambiente. Por el crecimiento de tallos y los nudos de la madera presentan un diseño diferente a los pisos de madera. Este material es más durable que la madera a su vez es muy resistente a la humedad.
  • Los suelos alfombrados ofrecen confort y absorben el ruido del ambiente. La limpieza y mantenimiento del mismo dependerá del tipo de alfombra seleccionado. La variedad es amplia tanto en colores como en texturas y en general cada variedad del material tiene especificaciones para su cuidado.

Con esta breve reseña estás en condiciones de seleccionar el suelo indicado para cada espacio de tu casa teniendo siempre presente el uso específico del lugar.

El minimalismo, características de un estilo simple

minimalismo_05b.jpg

El minimalismo como tendencia decorativa, tiene su origen en las primeras ideas del arquitecto alemán Ludwig Mies Van Der Rohe, quien basaba sus conceptos en la pureza de las formas. Su versión del racionalismo y del funcionalismo fueron modelos para los profesionales del siglo XX. Su frase “menos es más” se convirtió en el lema de la arquitectura de vanguardia en los años 60.

Este movimiento se caracteriza por la simplicidad de sus formas, sus líneas puras, ambientes despejados y colores neutros. Con una marcada preferencia hacia los espacios amplios y altos. Promueve la armonía y funcionalidad evitando cualquier exceso o estridencia.

El minimalismo busca construir cada espacio con el mínimo de elementos posibles, éstos deben combinar dando prioridad al todo sobre las partes. Se utilizan colores puros de tonos suaves con fondos monocromáticos. El detalle de color lo puede aportar algún elemento decorativo como objeto único.

En cuanto a los materiales el favorito es la madera y los materiales rústicos como cemento alisado, vidrio, piedra, etc. Respecto de las telas, éstas deben evitar los estampados y la elección debe tender hacia los lisos que aporten frescura y relajación.

Al escoger los muebles hay que tener en cuenta la austeridad en el diseño y muchas veces optar por aquellos que se pueden esconder o guardar.

Este estilo es ideal para construcciones modernas y permite gran cantidad de variaciones hacia el estilo Zen y Oriental.

Recuerda que el minimalismo se apoya en la no acumulación, sustentando sus fundamentos en un orden estético. Si el orden no es una de tus virtudes apuesta por otros estilos decorativos.

Estilo Zen, lo que debes saber

dormitorio3estilozen.jpg

 

El Zen es un estilo de vida y una disciplina espiritual. Sus raíces místicas y filosóficas se encuentran en las enseñanzas de Buda en el siglo VI A.C. y alcanza su máxima expresión en Japón a mediados del siglo XIII influyendo en la mentalidad y costumbres de dicha cultura.

Este estilo llegó a Occidente a fines del siglo XX enriqueciendo, entre otros, los ámbitos de la arquitectura y la decoración.

La filosofía Zen se basa en la búsqueda de armonía y paz interior a través de acciones simples y toma a la iluminación como elemento central. Para acercarse al Zen con criterio es importante adentrarse en lo profundo de su pensamiento, conceptos y preceptos a través de la simplicidad y adaptarla al diseño de interiores utilizando recursos mínimos, espacios ordenados, colores claros y líneas puras.

El equilibrio se logra con la utilización de pocos objetos, materiales naturales, y la presencia de aromas (detalle propio del Zen). Los colores más adecuados son principalmente el blanco y la gama de los neutros como los grises, ocres y beiges.

Se utilizan fundamentalmente materiales poco industrializados como la madera y la piedra en lugar de los cerámicos. Los muebles deben seguir la máxima simplicidad, de baja altura y de líneas rectas que inviten al orden.

La luz indirecta, con artefactos escondidos, logra ambientes suaves propicios para el descanso. Los objetos decorativos propios de este estilo son austeros, de cristal o madera, y las paredes pueden perfectamente estar desnudas.

La decoración Zen surge como respuesta a la necesidad de encontrar descanso del mundo exterior, retiro de meditación y técnicas espirituales.

Potenciar la claridad en el dormitorio

potenciar la claridad en el dormitorio lacuna

Si disponemos de una vivienda bien orientada en una zona alta y soleada, la luz natural nos pone al alcance de la mano grandes posibilidades a la hora de decorar, la iluminación es fundamental en los espacios y ninguna luz artificial iguala la sensación de pureza de la luz del sol, utilizaremos entonces muebles bajos que no entorpezcan su libre circulación y haremos uso de recursos que nos ayuden a controlarla.

Para aquellos momentos en los que no nos interesa que la intensidad sea muy elevada, podemos controlar la luz con persianas venecianas por ejemplo, también con cortinas o estores e incluso con paneles japoneses, o combinando varios elementos de distintos grosores y diferente opacidad para situaciones y momentos del día distintos.

Si deseamos potenciar más aún el efecto que ya de por sí supone la presencia de luz, podemos utilizar colores claros en la pintura y los complementos textiles, en especial el amarillo en todos sus tonos y toda la gama de tonalidades que compone su paleta, multiplican el efecto de la luz que recibimos a través de los rayos solares.

Si la luz es escasa, con más razón deberemos optar por tonalidades claras, incluyendo el blanco que tiene la ventaja de reflejar todas las longitudes de onda del espectro, también podemos ayudarnos de accesorios reflectantes como espejos de tamaños diversos y bien colocados que nos pueden ayudar a dirigir el flujo de luz en la dirección que deseemos.

En la imagen vemos una propuesta de Lacuna, es fácil darse cuenta de como la claridad de la estancia incrementa enormemente su belleza, la claridad favorece sensaciones positivas, como las de orden y limpieza, la habitación se siente fresca, en el sentido de joven y renovada y cálida en el sentido de acogedora, la luz natural por su doble efecto de alumbrar y calentar proporciona todas esas buenas sensaciones.

Mueble contenedor a partir de elementos reciclados

fossili moderni contenedor meritalia

En ocasiones preocupaciones sociales motivan un tipo de mobiliario y generan en el diseño y la decoración nuevas técnicas que derivan en productos interesantes, tal es el caso de la ecología, el interés por el respeto medioambiental ha conducido al desarrollo de muebles reciclables y otros creados a partir de elementos reciclados.

Muchos habreis oido hablar de la regla de las tres “R”, reducir, reciclar y reutilizar, la idea es minimizar el número de residuos, haciendo en la medida de lo posible que todo tenga un segundo uso después de resultar inservible para la primera función para la que haya sido diseñado, hay muchos elementos que se pueden reciclar o bien como materias primas o bien asignándoles una nueva utilidad.

Algunos elementos son más fáciles de reutilizar que otros, entre los accesorios que más juego dan en ese sentido están los recipientes contenedores, en el envasado de alimentos y otras sustancias, se utiliza un número demasiado elevado de botellas, frascos, latas, cajas o envoltorios, algunos de ellos podemos reutilizarlos en casa nosotros mismos como contenedores para otras cosas, después de vaciar su contenido.

Los diseñadores también les encuentran utilidad, creando a partir de recipientes pequeños composiciones más grandes, que además de resultar funcionales y ser solidarias a nivel medioambiental, incluso pueden ser interesantes como recurso decorativo.

En la imagen vemos el modelo Fossili Moderni de Meritalia se trata de un mueble realmente original creado a partir de recipientes plásticos reciclados, sobre una estructura sintética, se empotran los recipientes plásticos y se consigue un elemento que sirve como mueble contenedor, una especie de estantería francamente llamativa.

-->