cuarto infantil asimetrico

La habitación infantil es un espacio donde el niño pasa buena parte de su tiempo, allí duerme, organiza sus juegos, realiza sus tareas, recibe a sus amigos… y por lo tanto, teniendo en cuenta que el niño está en contínuo desarrollo y evolución y que es especialmente receptivo al entorno, debe ser un espacio estimulante para él.

Debemos combinar en el mobiliario y la decoración de su cuarto factores que ayuden a despertar su creatividad y su imaginación, a forjar y pulir detalles de su carácter y su personalidad, a educar en valores… el entorno puede ser más útil de lo que en ocasiones imaginamos, a través del color y las formas podemos conseguir grandes cosas.

La asimetría y la irregularidad son sinónimo de libertad, autonomía y espontaneidad, aunque en determinadas situaciones es evidente que en la educación de un niño hay que marcar normas, la decoración de su cuarto puede ser un reducto para la flexibilidad y la independencia, módulos y muebles pequeños que el niño pueda cambiar de sitio, diferentes niveles de altura o formas poco convencionales, pueden resultar interesantes en ese sentido.

No todo tiene porque ser cuadrado o rectangular y los muebles no tienen porque ir colocados a lo largo de la pared, la habitación es un espacio a nuestra disposición y podemos llenarlo como queramos, formas triangulares, composiciones originales, camas de altura, escaleras que permiten cambiar de nivel, son ideas muy interesantes para crear el mundo de ilusión que deber corresponder a la habitación de un niño.

La propuesta de la imagen de este artículo es de San Giorgio, es sólo un ejemplo del gran abanico de posibilidades que tienen sus diseños para cuartos infantiles, siempre buscando además de la innovación, la funcionalidad en todos los detalles, vemos en este caso una composición para un cuarto compartido que ocupa poco espacio, dejando sitio libre para juegos, la zona de estudio claramente diferenciada y detalles como los cajones contenedores que conforman los peldaños de la escalera y la personalización de la decoración con adornos en la pared y las estanterías.